COLÁGENO MARINO ¿QUÉ ES? ¿CUÁLES SON SUS BENEFICIOS Y PROPIEDADES?

Primero vamos a hablar de la importancia que tiene el colágeno en nuestro cuerpo, en que partes de nuestro organismo está presente, sus tipos y composición…

Y así entender porque es importante incorporarlo a nuestra dieta como complemento alimenticio.

El colágeno es una sustancia natural, que por su análisis bioquímico se encuadrada dentro del grupo de las proteínas y cuya génesis tiene un importante protagonismo en el cuerpo humano.

Si hacemos un recorrido por la anatomía del cuerpo humano podemos observar que el colágeno juega un importante papel en nuestra anatomía ya que está presente como componente casi fundamental en:

  • La matriz extracelular, para el relleno de los espacios entre las células de la piel, donde representa las tres cuartas partes de su composición química.
  • Los tendones y los ligamentos, que básicamente podría decirse que “son colágeno” por ser este el 90 % de su existencia.
  • La córnea, donde alcanza un 64 %.
  • Los cartílagos, cuya mitad es colágeno.
  • Hueso cortical (23 %).
  • La arteria aorta y otras arterias principales (12 %).
  • Los pulmones (10 %).
  • El hígado, donde representa un 4 % (ubicado en el llamado mesénquima hepático).

Sabemos que existen, al menos unos 16 tipos diferentes de colágeno, sin embargo, entre un 80 – 90% del colágeno que podemos encontrar en el cuerpo, está compuesto por los del tipo I, II y III; de todos ellos, sabemos que el más común es el del tipo I.

“Se puede considerarse al colágeno como el pegamento o el cemento del cuerpo”

Por todo ello podemos atribuir al colágeno la misión estratégica de preservar la firmeza e integridad física de tejidos, órganos, aparatos y sistemas, así como un estado adecuado de hidratación.

Pero la cantidad de colágeno en nuestro organismo disminuye con el paso del tiempo. La capacidad inherente al cuerpo humano de generar colágeno endógeno se ve mermada con el transcurso de la edad, de ahí la necesidad de contar con aportes externos que mitiguen en la medida de lo posible esa pérdida.

Todo ello, sin otro propósito inicial que velar por la salud, puede considerarse una razón más que suficiente para esforzarnos en asegurar unos niveles óptimos de esta proteína en el organismo, pues de ello dependerá en buena medida el correcto funcionamiento de una extensa muestra del mismo.

Ese descenso en el ritmo de la síntesis autónoma de colágeno tiene tendencia a iniciarse a tempranas edades, entre los 30 – 35 años, por lo que será el momento a partir del cual deberemos plantearnos en qué medida intervenimos, con los recursos que la alimentación, la ciencia farmacológica y la cosmética ponen a nuestro alcance, para amortiguar ese progresivo déficit. Lo esperable, según varios estudios realizados al respecto, es una disminución de la capacidad sintética en torno al 1 % anual una vez rebasada la barrera de los 40, porcentaje que se eleva hasta el 30 % a partir de los 70 años. Estas cifras deben interpretarse en clave de normalidad fisiológica, pues determinadas situaciones son capaces de intensificar ese ritmo llevando a una degradación precoz, como es el caso del climaterio en las mujeres o el abuso de la práctica deportiva o el ejercicio físico, la obesidad o el sedentarismo.

Aparte de los complementos de Colágeno hay que destacar el importante papel de la Vitamina C o ácido ascórbico,sin cuya participación la limitación del proceso sería crítica. Por dicha razón, debemos asegurar que el organismo disponga de niveles de esta vitamina que garanticen la optimización de la formación de colágeno.

Pues bien, después de esta introducción sobre la importancia del Colágeno en nuestro organismo, vamos hablar del aporte de esta proteína con complementos de Colágeno Marino.

El colágeno marino es la proteína de origen animal que se extrae de la piel y escamas de los peces. Dadas las propiedades idénticas a las del colágeno humano y el de origen animal, puede ser utilizado como complemento alimenticio por los seres humanos. El formato más común es hidrolizado, aunque también existe en comprimidos. Gracias al proceso de hidrólisis las moléculas son miniaturizadas, lo que permite que las proteínas obtengan un tamaño perfecto para ser ingeridas y asimiladas por el organismo, para favorecer mejor la creación de nuevos tejidos.

Entre los principales beneficios, podemos mencionar los siguientes:

  • Tonifica la piel: en condiciones normales, el colágeno supone el 90 % del peso seco de la piel, tomar suplementos de colágeno mejora su aspecto general, porque regenera su tejido conectivo y estimula la formación del colágeno endógeno, lo que da como resultado una piel flexible y más resistente, disminuyendo sus irregularidades (arrugas, bolsas, líneas de expresión…).
  • Ayuda a frenar la aparición de celulitis y la impopular “piel de naranja”: una adecuada cantidad y calidad de colágeno en la piel impide que la grasa emerja hacia la epidermis, evitando que aparezca ese antiestético aspecto.
  • Mantiene huesos y articulaciones en buenas condiciones: por un lado, ayuda a mantener la densidad ósea contribuyendo a retener las sales de calcio en la matriz. Por otra parte, estabiliza la cápsula de las articulaciones, favoreciendo el engranaje de las mismas en los movimientos cotidianos, y amortigua las contusiones sufridas por ligamentos y articulaciones, algo especialmente apreciado por los deportistas. Al debilitarse el espesor del cartílago, la fricción de los huesos entre sí es causa de fuertes dolores y deformaciones en las articulaciones. El aporte de colágeno ayuda a fortalecer esa estructura deteriorada, confiriéndole suficiente fuerza y resistencia y ralentizando el proceso degenerativo del tejido cartilaginoso.
  • Ayuda a preservar la integridad de los discos intervertebrales y los meniscos, así disminuye el riesgo de padecer hernias discales y problemas ligados a estos últimos.
  • Influye en la regulación del sistema hormonal de las mujeres.
  • Favorece el funcionamiento de la glándula tiroides y frena el estrés metabólico por disminuir la producción de glucocorticoides en las glándulas adrenales.
  • Fortalece los tejidos de las uñas y el cuero cabelludo.
  • Aumenta el rendimiento cardiaco y el de la musculatura estriada en general.
  • Como ayuda en dietas adelgazantes por su efecto saciante. Consumiendo colágeno hidrolizado media o una hora antes del almuerzo o la cena se pone en marcha el mecanismo neurológico que regula la sensación de saciedad, lo cual da lugar a una reducción de la cantidad de calorías ingeridas.
  • Desempeña un papel auxiliar en prevención de la osteoartritis reumatoide y de lesiones deportivas.
  • Acción antioxidante.
  • Supone un factor de refuerzo en los tejidos de dientes y encías.

Rodilla

Recent Posts

Leave a Comment