REPRODUCCIÓN ASISTIDA Y ACUPUNTURA

En los últimos años la acupuntura ha ganado más credibilidad en su uso durante los tratamientos de fertilidad asistida in-vitro e inseminación artificial. Se cree que la acupuntura puede mejorar el resultado de la reproducción asistida de varias maneras.

1

¿Cómo la acupuntura puede incrementar las posibilidades de embarazo durante un proceso de in-vitro (FIV)?

  • La acupuntura regulas las hormonas antes de empezar el FIV:Una comunicación efectiva en el eje HPO Hipotálamo – Pituitaria – Ovarios (el camino hormonal que existe entre el cerebro y los ovarios) es vital para que los ovarios respondan apropiadamente a la estimulación de la hormona FSH.Se ha demostrado que, si estas dos hormonas están dentro de sus parámetros correctos, la mujer va a responder mejor ante la medicación estimulante y por tanto mejorará los resultados de un ciclo de FIV exitoso.

    La acupuntura puede mejorar los desequilibrios hormonales antes de empezar el ciclo de FIV, ayudando a restaurar la comunicación en el eje HPO y además ayudando a aumentar la circulación de la sangre hacia los ovarios.

  • La acupuntura equilibra el sistema inmunológico:Para las mujeres que han hecho ciclos de reproducción in-vitro y han creado embriones de buena calidad, pero no han conseguido la implantación, seguramente descubrirán que tienen un problema inmunológico.

    Muchos estudios han demostrado que la acupuntura puede regular ciertas células inmunológicas, como la producción de citosinas en personas que sufren de dolores de cabeza, rinitis alérgica, asma y artritis reumatoide.

    Ante estos hechos, es posible que la acupuntura pueda desempeñar un rol en normalizar las células inmunes que hay en la placenta y que mejoraría las posibilidades de la implantación del embrión. Pero hasta la fecha no ha habido ninguna investigación sobre este hecho.

  • La acupuntura mejora el flujo de la sangre hacia los órganos pélvicos:Los órganos pélvicos, y en particular los ovarios y el revestimiento uterino (endometrio), dependen de un buen flujo de sangre. Ayudar a la sangre a fluir hacia esta área maximiza el aporte de oxígeno y nutrientes y esto ayuda a los ovarios y al útero a funcionar correctamente.

    El fluir de la sangre puede verse comprometido por causas como la edad o el estrés.

    Hay muchos estudios que demuestran que la acupuntura inicia la liberación de endorfinas, las cuales alivian los niveles de estrés en general.

    También hay estudios que sugieren que un endometrio con un revestimiento grueso se asocia a índices mejores de embarazo en mujeres que se someten a un proceso de reproducción asistida. Para que haya una buena implantación, el útero tiene que crear un ambiente óptimo en el cual el revestimiento uterino es suficientemente grueso para que el embrión implante.  Una de las causas de que el revestimiento no sea lo suficientemente grueso, puede ser la falta de flujo sanguíneo hacia la zona.

    Un estudio observó los efectos de la acupuntura sobre el flujo sanguíneo en el útero mesurando la cantidad de sangre en la zona antes y después del tratamiento con acupuntura. El estudio concluyó que había un incremento significativo en el flujo de la arteria uterina después del tratamiento con acupuntura; factor que puede mejorar las probabilidades de una implantación con éxito.

  • La acupuntura reduce los efectos secundarios de la medicación del FIV:Algunas mujeres pueden sufrir los efectos secundarios de los medicamentos que se toman durante un ciclo de reproducción asistida. Estos efectos pueden incluir dolores de cabeza, sofocos, dolor abdominal, hinchazón abdominal, pechos sensibles y cambios de humor.

    Normalmente estos efectos secundarios no perduran en el tiempo, y una vez se para de tomar la medicación los síntomas gradualmente desaparecen. Muchos de estos síntomas pueden ser atenuados regulando la circulación de energía (Qi) utilizando puntos específicos de acupuntura.

  • Acupuntura antes y después del transferencia embrionaria:Un análisis publicado en el 2008 observó siete ensayos clínicos que involucraba 1.366 mujeres que se sometieron a un FIV.  Los ensayos que fueron controlados al azar y utilizaron tratamientos de acupuntura en el mismo día del transfer del embrión (la mayoría 25 minutos antes o después), demostraban que la acupuntura incrementaba las probabilidades de un embarazo en un 65% comparado con los grupos de control. La conclusión de este artículo en concreto  era que la acupuntura durante el transfer aumenta el índice de embarazo y partos entre las mujeres que hacen un ciclo de FIV.

     

Recent Posts

Leave a Comment